-

Sesgo inconsciente

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para que te podamos enviar todas las novedades relacionadas con el mundo de los Recursos Humanos

Sesgo inconsciente

 

¿Qué es el sesgo inconsciente?

 

El sesgo inconsciente, a veces denominado sesgo implícito, son las creencias, actitudes y estereotipos subyacentes que afectan inconscientemente a la forma en la que las personas se comportan con otros grupos de personas. El sesgo inconsciente es algo que todo el mundo tiene, es un producto de nuestras experiencias vitales. Normalmente, el sesgo inconsciente se manifiesta cuando una persona:

  • Piensa mejor de alguien porque reconoce las similitudes;
  • Piensa peor de alguien por las diferencias que tiene con esa persona.

Estas similitudes y diferencias pueden ser muy variadas e incluir el género, la raza, la religión, el nivel educativo y la edad.

Algunos ejemplos de prejuicios son:

  • Sesgo de similitud: a las personas les gusta trabajar con quienes son similares a ellas. Esto puede demostrarse en las organizaciones que contratan a personas de determinadas universidades. Además de afectar a la diversidad de una organización, esto puede aumentar el riesgo de pensamiento de grupo;
  • Prejuicios de género: las mujeres seguras de sí mismas pueden ser consideradas agresivas y menos femeninas. A las mujeres les puede resultar difícil avanzar en su carrera y se las mantiene en funciones más elementales o administrativas;
  • Prejuicio de belleza: las personas atractivas reciben mejor trato y más oportunidades.

El sesgo inconsciente puede ser un problema en el lugar de trabajo cuando se trata de contratar y ascender a los empleados o de tratar los conflictos y los problemas de comportamiento. No solo da lugar a un trato injusto de la mano de obra, sino que también puede afectar a la cultura de la empresa y a su rendimiento.

 

¿Cómo superar el sesgo inconsciente?

 

El sesgo inconsciente puede afectar a la forma de pensar de cualquier persona. Lo importante es que las personas sean conscientes de sus prejuicios y no dejen que afecten a su comportamiento o a sus decisiones. Si uno es consciente de sus prejuicios, puede empezar a cuestionar sus creencias y a basarse más en los hechos en su modo de trabajar.

 

¿Cómo eliminar el sesgo inconsciente del lugar de trabajo?

 

Eliminar por completo los prejuicios inconscientes en el lugar de trabajo puede ser un sueño imposible. Sin embargo, hay una serie de medidas que los empresarios pueden tomar para evitar el impacto del sesgo inconsciente.

  1. Ser consciente del sesgo inconsciente. Se puede evitar el sesgo inconsciente simplemente haciendo que la gente sea consciente de él. El test de prejuicios inconscientes ayuda a las personas a identificar sus propios prejuicios. Con esta información pueden empezar a cuestionar las decisiones que toman y ser conscientes de cualquier comportamiento que pueda estar impulsado por un sesgo inconsciente.
  2. Incorporar la conciencia de los prejuicios inconscientes a su cultura. Pidiendo a los empleados que empiecen a llamar la atención sobre posibles prejuicios inconscientes, puede empezar a reducir las posibilidades de que se produzcan. Esto puede hacerse con respeto y contribuir a una mentalidad de crecimiento que apoye la diversidad y la inclusión en su organización.
  3. Revisar las descripciones de los puestos de trabajo para atraer a los candidatos independientemente de sus características. Los estudios han demostrado que en las solicitudes de empleo existe una redacción basada en el género. Si toma medidas para evitarlo, atraerá a un grupo más amplio de candidatos.
  4. Utilizar la tecnología para ayudar a la contratación. Los sistemas de seguimiento de candidatos pueden ser una poderosa herramienta para clasificar los CV y las solicitudes de empleo en función de los méritos y no de las características individuales.
  5. Eliminar de las solicitudes de empleo de los candidatos los datos que puedan dar lugar a prejuicios, como el nombre y el sexo. Esto se denomina «selección a ciegas». Una vez más, los sistemas de seguimiento de candidatos pueden ayudar en esta tarea.
  6. Estandarizar los procesos para que los datos sean más relevantes para la toma de decisiones. Tanto si se trata de la contratación como de los ascensos o de las medidas disciplinarias, al poner los datos en el centro de los procesos de toma de decisiones, será menos probable que el sesgo inconsciente afecte a su empresa.

Suscríbete a nuestra newsletter

Suscríbete a nuestra newsletter para que te podamos enviar todas las novedades relacionadas con el mundo de los Recursos Humanos